• Isabel Agustino - Fundación COF Getafe

Coronavirus


Queridas familias, este retiro obligado nos ha pillado por sorpresa y quizá nos cueste encontrar medios adecuados para afrontarlo. Se juntan el miedo ante la enfermedad, la información contradictoria que circula por los medios de comunicación, la imposibilidad de llevar a cabo nuestras rutinas, el exceso de energía que no puede ser desfogada por chavales expectantes y confusos…. Y todo ello nos hace sentir vulnerables, llevándonos a límites excepcionales, a estados de ánimos muy cambiantes, y obligándonos a emitir respuestas que no deseamos y que hacen aumentar la tensión inicial. Como veis, vamos creando un círculo vicioso, fácil de empezar, fácil de mantener y difícil de parar. Hagamos un paréntesis y reflexionemos…..si continuamos emitiendo las mismas conductas seguiremos obteniendo las mismas respuestas, pero nuestro marco de referencia ha cambiado. Por el contrario, si soy capaz de comprender que el comportamiento de nuestro hijo responde también a mi nerviosismo, miedo o tensión, puedo generar respuestas más adaptativas que le sirvan de modelo para afrontar esta situación de reclusión. Necesitamos vivir estos días de una manera saludable, no solo en nuestra alimentación, sino en nuestros hábitos de ocio, de trabajo, de estudio, de sueño….Todas estas rutinas se ven ahora alteradas y debemos adaptarlas a nuestras condiciones actuales. Y en esta adaptación está la clave de nuestro éxito, de nuestro cuidado mental. Es fundamental que todos (adultos y pequeños) tengamos cabida en nuestro día para obligaciones, ocio y deporte. ✓ Reservar 30 minutos para hacer ejercicio físico nos permitirá activarnos física y mentalmente, y nuestros chavales consumirán energía, disminuyendo su reactividad y logrando un sueño más sano. En la web de la OMS se pueden encontrar ejercicios fáciles de hacer para esta cuarentena.

✓ Es probable que vuestros hijos, especialmente de primaria en adelante, estén en comunicación con sus profesores, de manera que puedan seguir un horario para establecer sus deberes. Autonomía, responsabilidad y adquisición de nuevas formas deaprendizaje, podrían ser unas buenas consecuencias que pasen a engrosar la personalidad de nuestro hijo. Es imprescindible que se pueda mantener esta rutina, no solo para ocupar su tiempo o para adelantar en sus conocimientos, sino para favorecer una buena incorporación al colegio cuando acabe esta situación.

✓ Creo que el tiempo dedicado al ocio tiene una importancia extraordinaria, puesto que nos va a permitir relacionarnos con nuestro hijo de forma más estrecha. Quizá pensemos que se multiplicarán las ocasiones para discutir, pero el espacio que nos ofrece nuestro hogar también se debe convertir en un espacio para el diálogo tras la pelea, que permita afrontar las diferencias ennuestro pensamiento y hallar un punto en común.Se trata de hacer familia sin evitar el conflicto, sirviéndonos de él para exponer posturas y llegar a acuerdos.Mucho ánimo, veamos esta situación como una oportunidad de crecimiento!!!!!!

ISABEL AGUSTINO, europsicóloga y psicóloga clínica especialista en niños y adolescentes, FUNDACIÓN COF GETAFE.


0 vistas

Sede Central: Avda. Isabel de Farnesio, 9

Boadilla del Monte (Madrid)

CIF: G84716885

646 17 57 03

  • Facebook
  • Twitter